TodЛs somos políticЛs. TodЛs hacemos política.

El CIS siempre es un fuente muy interesante de datos sobre los votantes de cada partido o las preocupaciones de los mismos. Ésta vez y de cara al 26-J, quiero centrarme en los posibles trasvases de voto y que situación dibujarían. Por supuesto que es complicado predecir un posible resultado, más que nada porque todavía no se sabe con certeza si Podemos e IU irán en coalición, ya que podrían cambiar el panorama político. O no.

Además, el CIS se realizó a comienzos de abril y todavía no se sabía si iba a haber elecciones o no, aunque era bastante predecible dada la cantidad de líneas rojas que habías dibujado los partidos. La cuestión también es por tanto conocer hasta que punto los votantes penalizan a algunos partidos o les premian por la posición que han mantenido durante las negociaciones.

Este gráfico muestra de forma general, la intención directa de voto y simpatía de cada partido según la última encuesta y cuál es el recuerdo de voto de los electores. Cómo en las pasadas elecciones el PP se mantiene como primera fuerza, por lo tanto comenzaré este análisis con ellos.

PP


Cómo se puede apreciar, el PP es el partido con los votantes más fieles, después de IU, y es posible que vaya a obtener resultados muy similares a los que obtuvo en Diciembre, cómo mucho parece ser que obtendría votantes que anteriormente eligieron votar a las confluencias de Podemos, lo cual resultaría algo extraño, así que mejor ser algo escéptico a ver como evoluciona ese dato. Por otra parte, parece ser que el PP recupera votantes que se abstuvieron el 20-D y digo recupera, porque un 25% de los que se abstuvieron habrían votado al PP. Sin embargo, en este CIS, cuando preguntan por el recuerdo de voto, sólo un 22% recuerda haber votado al PP y alrededor de un 7% se “olvidó” que había votado al PP, por lo tanto probablemente deduzco que el PP acabará recibiendo los mismos votos, a día de hoy. Es cierto que recibe ex-votantes de Ciudadanos, pero también hay ex-votantes del PP que se fugan a Ciudadanos. Así se entiende porque Rajoy no ha tratado de esforzarse lo más mínimo en formar gobierno, total probablemente reciba los mismos votos.

PSOE


En Ferraz respiran aliviados, temporalmente. Se mantienen como segunda fuerza y todo indica que recuperan ex-votantes de Podemos&co., e incluso casi un 10% de la abstención. Recordemos que un 27% de los que se abstuvieron hubieran votado al PSOE el 20-D, un dato importante, ya que demuestra que más de un 50% de los abstencionistas habrían votado a los partidos tradicionales. Por otra parte, es verdad que el PSOE sufre una leve fuga de votantes hacía Ciudadanos, pero es un dato menor. Estos datos podrían interpretarse, así lo hizo Antonio Hernando, como que los ciudadanos premian la actitud del PSOE intentando formar gobierno, ya que como he dicho, recupera votantes de Podemos&co. y de la abstención. Además que no experiencia grandes fugas, ya las tuvo hace unas meses. De todas formas, en Ferraz no deben confiarse, ya que todavía se desconoce dónde está su suelo electoral y hay una posible coalición que acecha su flanco izquierdo. Aunque según la fidelidad de voto, todo parece indicar que por lo menos un 80% de sus votantes del 20-D permanecerán a su lado.

Podemos & co


¿Qué ocurre en Podemos? Quizás por su actitud durante las negociaciones, quizás no, está observando como desciende en las encuestas y según este CIS sus votantes se le escapan hacia el PSOE, IU y la abstención. Comparado con PP y PSOE, sus votantes son bastante menos fieles, sobretodo aquellos que votaron a las confluencias. Una posible hipótesis podría ser que varios ex-votantes desconozcan si las confluencias se renovarían o no. Por otra parte, ese trasvase de votos hacía IU explicaría porque Podemos sí quiere buscar esta vez la confluencia que rechazó anteriormente, pese a que los errejonistas son más escépticos respecto a esta táctica. El objetivo es no perder esos votantes, como demuestran las encuestas que sitúan al partido morado alrededor del 19% de media (1,5% menos que en Diciembre) y además tratar de ganar algunos escaños más, debido al funcionamiento de nuestro sistema electoral.

Ciudadanos


El equipo naranja está contento, parece ser que han sabido aprovechar bien sus 40 escaños y con su actitud dialogante (excepto con Podemos, pero eso a sus votantes no les disgusta) ha logrado mejorar sus perspectivas electorales. No parece ser que sufra ninguna fuga de votantes, ya que aquellos que se van al PP los recupera precisamente del PP. Sin embargo, sí logra obtener votantes de PSOE, IU, las confluencias de Podemos e incluso de la abstención. Me atrevería a decir que con estos datos es posible que Ciudadanos mejore sus resultados electorales, pero no olvidemos que durante la anterior campaña electoral descendieron respecto a lo que predecían las encuestas. ¿Habrán aprendido para este campaña?

IU


Pues IU al ser la última, no hay nada que no haya dicho ya. Probablemente gracias a Alberto Garzón esté recuperando electorado de Podemos y es que la media de encuestas les sitúan por encima del 5% (el 20-D obtuvieron un 3,7%). Lo cual le da mayor poder de negociación de cara a la posible coalición con Podemos, veamos cuantos escaños acaba pactando con Podemos, pero sin duda pase lo que pase, todo parece indicar que en el próximo Congreso habrá más de dos diputados de IU.

Por otra parte, es importante destacar dos datos. Por un lado ese 12% de posible votantes de IU, que según Metroscopia, seguro que no votarían a la coalición con Podemos, y un 29% de votantes de IU que afirmaban en el CIS que no votarían nunca a Podemos, claro que no sabemos como sería su comportamiento ante una coalición, ya que evidentemente no es lo mismo. Por lo tanto, si algo podemos anticipar, es que a una parte del electorado de IU, Podemos les produce rechazo. Si finalmente se produce una coalición habrá que esperar a futuras encuestas para determinar un posible resultado, porque cómo prácticamente todo el mundo esta repitiendo: “en política 2+2 no son 4, pueden ser 3 o 5.”

¿Qué escenario hay de cara al 26-J?


No me gusta hacer predicciones, más que nada porque todavía queda más de un mes hasta las elecciones. Sin embargo, como demuestra la media realizada por Kiko Llaneras y los datos publicados en este artículo provenientes del CIS:

  • El PP se mantendría prácticamente igual, quizás incluso podría ser que obtuviese más votos si se forma una coalición de izquierdas, el famoso voto del miedo. Aunque no hay datos que puedan anticipar ello, en todo caso el rechazo que despierta Podemos (67% en los votantes de Ciudadanos).
  • El PSOE, personalmente, creo que se mantendrá igual, por lo menos por ahora. Es cierto que la media de encuestas los sitúa un punto por debajo respecto al 20-D, pero no olvidemos que tanto el PSOE, como el PP, obtuvieron mejores resultados de los que predecían las encuestas.
  • Si bien, es verdad que Podemos también estuvo infravalorado en las encuestas, pero es que realizaron una buena campaña y los últimos 5 días de campaña no se permite publicar encuestas, sin embargo, las encuestas a pie de urna predijeron un sorpasso que no tuvo lugar finalmente. Su situación ahora es diferente, durante las negociaciones han ido descendiendo en las encuestas y últimamente recuperan algo de terreno. Veamos cómo se desenvuelven estos expertos electorales en la próxima campaña si van de la mano con IU.
  • Ciudadanos, lo dicho, tienen margen para mejorar sus resultados, pero la posible coalición de izquierdas puede espantar potenciales votantes. Veamos como se desempeñan en esta campaña electoral y si su votante es sincero o finalmente se echa para atrás.

Por lo tanto, viendo estos datos y aunque haya una participación un poco menor, a día de hoy todo parece indicar que habrá unos resultados similares. Eso sí, a falta de una campaña electoral y una posible coalición Podemos-IU, que no sabemos cómo será recibida por los votantes. Continuará…