BRICS: ¿Un Nuevo Sistema Internacional emergente o la perpetuación del Sistema actual con nuevos líderes?

Brasil, Rusia, India ,China y Sudáfrica: ¿Qué tienen en común estos 5 países para agruparlos en torno a unas siglas comunes? Hace ya algunos años, antes de la Gran Recesión en la que estamos inmersos, diferentes analistas identificaron a 4 de estos países (Sudáfrica se incorporó más adelante) como mercados emergentes en los era rentable realizar inversiones. Esta definición dada por gurús de la economía fue de la mano con la apertura de estos países al mercado global. Los casos más claros son China (que fue abriéndose paso desde un modelo planificado de corte socialista) y Rusia (donde tras el final de la URSS y los traumáticos años 90, el nuevo Presidente Putin enfocó la economía del país en la exportación de combustibles fósiles logrando grandes mejoras en las cifras del PIB.

Desde entonces, se han suscitado muchos debates sobre el papel de los BRICS en el sistema internacional ¿Implican un cambio en la lógica del sistema económico mundial que ha comenzado en los emergentes? ¿Suponen una esperanza para los países del Tercer Mundo? ¿Perpetuarán las intancias económicas internacionales (FMI,BM) o implican un cambio de paradigma en las relaciones internacionales? ¿ Y en el equilibrio geopolítico mundial?

Para poder responder a estar preguntas debemos analizar las dinámicas conjuntas de los BRICS en torno a tres perspectivas analíticas: la perspectiva económica, social y geopolítica. Perspectivas que se solapan y que enfocaremos de forma conjunta:

1.- En primer lugar cabe destacar lo evidente: Son países que tienen un extenso territorio y una abundante población joven en edad laboral. Tienen, a pesar de las diferentes naturalezas de sus economías una fuerte desigualdad social entre ricos y pobres y entre áreas urbanas y rurales y la clase media se va desarrollando poco a poco en las áreas urbanas aunque lejos de estar tan consolidadas como lo están hoy en Europa. Estos países comparten también una fuerte carencia de infraestructuras que conlleva la dificultad de comunicar todas los lugares de sus respectivos países.

2.-Los BRICS son una agrupación de Estados-Nación soberanos que reúne al Poder ejecutivo de estos países en torno a afinidades, intereses , compromisos y proyectos comunes, sin que ninguno de ellos vea comprometido su soberanía interna. Se trata, por tanto de red de relaciones permanente. Que empezó, como todas, siendo más eventual, que se basa en la cooperación mutua en base a una serie de intereses comunes.

3.- Sus sistemas políticos comparten el rasgo común de ser, según afirma el estudioso de los BRICS y economista estadounidense, Lyndon LaRouche de ser “Gobiernos Fuertes”, terminología un tanto laxa y poco científica donde se engloba un modelo dictatorial como la dictadura de partido de China, y democracias más consolidadas como la brasileña. Lo cierto es que es un término ambiguo que hace más referencia a una declaración de intenciones que a la realidad: son Estados presidencialistas donde el Presidente tiene un gran margen de maniobra para el ejercicio del poder, aunque en algunos Gobiernos, esto no se traduzca en una posibilidad real de lograr cambios políticos , económicos y sociales. Son también países que dejan muy claro que no quieren ceder soberanía ante entidades internacionales y quieren ocuparse sin intromisiones de sus asuntos internos.

4.- En contra de lo que el sentido común y los Mass Media tratan de difundir, no se trata de países regidos por el ultraliberalismo más extremo. Aunque todavía hay sueldos bajos en muchas profesiones y lugares, estos países han logrado en los últimos años comenzar a reducir su desigualdad social y generar una clase media urbana, con grandes diferencias entre países. Además el Estado interviene decisivamente en la economía controlando sectores estratégicos, como los recursos naturales y llevando a cabo operaciones financieras como la compra de bonos del Estado de otros países. China actualmente tiene la mitad de la deuda de los EEUU en su propiedad. Existen grandes empresas , pero su connivencia con el Estado suele ser bastante clara, aunque por otro lado, tienen una legislación flexible que favorece la entrada de capital extranjero, con impuestos de sociedades muy bajos y una garantía de obtención de beneficios para las empresas extranjeras. Las estrategias económicas varían según la naturaleza de cada país pero, como conjunto, los BRICS están basados en un viejo paradigma económico (digo “viejo” no porque esté pasado de moda, sino porque ya se aplicó en un momento dado). Este paradigma es conocido por unos pocos economistas , como “La Escuela Americana de Economía”. La Escuela Americana de Economía hace referencia a un modelo económico que implantó Alexander Hamilton en oposición al modelo de las Indias Orientales del que salieron economistas tan famosos como Adam Smith. Esta Escuela, basada en una concepción humanista de la economía, reconoce al ser humano como un sujeto con dignidad que necesita desarrollarse y defiende la existencia de un Banco Nacional del Crédito, que permita la efectiva existencia de recursos para el desarrollo de infraestructuras , al margen de otras instituciones o prestamistas. Este paradigma fue utilizado para desarrollar los EEUU durante su primer siglo de vida, aproximadamente, hasta la implantación del sistema de la Reserva Federal durante el Gobierno de Wilson.

5.- Como véis, este paradigma en el que se inspiran los BRICS se enfoca en el desarrollo de la economía real en detrimento de la economía especulativa que genera dinero sin producción, constituyendo una de las señas de identidad de sus proyectos conjuntos como los siguientes:

– La Nueva Ruta de la Seda: Encabezados por China, la iniciativa trata de recuperar el transporte por tierra para el comercio, seguramente amparado en la creación de puestos de trabajo que esto conlleva. Se trata de proyectos complicados, a largo plazo, que esconden un interés estratégico: La constitución del eje Pekín- Moscú como epicentro de la producción industrial en el continente euroasiático y, de paso, facilitar su conexión económica, lo cual es algo harto difícil teniendo en cuenta las dinámicas de conflicto del Oriente Medio.

– En sintonía con la Nueva Ruta de la Seda, China está llegando a acuerdos con los Gobiernos de Iberoamérica para construir un ferrocarril que vaya desde el Atlántico hasta el Pacífico. Una locura ¿verdad? Pues ya está en marcha, mediante la firma de muchos Gobernantes. De paso, este proyecto auparía a los BRICS como los grandes socios comerciales de América Latina, en detrimento de EEUU y la UE.

6.- El pasado verano,estos países se pusieron de acuerdo para crear el nuevo Banco de Desarrollo, cuya sede está en Fortaleza (Brasil) y que tiene como objetivo la concesión de préstamos internos y externos (para países que no son de los BRICS) encaminados a la inversión en infraestructuras y energía. Este Banco de Desarrollo presenta una plausible alternativa frente al monopolio de préstamos del Banco Mundial y ha posicionado fuertemente a los emergentes en África y América del Sur. Esto unido a que China ya a relegado a EEUU a segunda potencia económica mundial, nos responde bastante acerca de los cambios que pueden vaticinarse.

7- Toda esta estrategia de cooperación económica, va unida a un situación de rivalidad entre los BRICS y EEUU , cada vez más tensa ,por la supremacía mundial. Los acuerdos de los BRICS ya no son sólo económicos sino también militares (cooperación entre Rusia y China), espacial (cooperación en investigaciones sobre el espacio entre India, China y Rusia ) y energéticos (Apuesta por la energía nuclear para escapar a los vaivenes del precio del petróleo.) Esta situación suscita el problema de que resulta difícil informarse de la realidad de estos países mediante la prensa occidental, sobre todo a raíz de la tensión generada entre Rusia –OTAN por el conflicto de Ucrania.

Por todas estas razones, se está dibujando en el horizonte un nuevo paradigma internacional incierto que implicará cambios en el orden económico y en las relaciones internacionales de muchos países.grupo-brics

Isidoro Sevilla

Isidoro Sevilla

Sociólogo y politólogo por vocación. Máster en comunicación política e institucional e interesado en geopolítica. Con la idea de esforzarme día a día en todos los ámbitos de mi vida.

Más